INFORMALIDAD DE LA ATENCIÓN ODONTOLÓGICA, EN EL CONTEXTO DE LA PANDEMIA POR COVID-19

Resumen

Desde que se reportaron los primeros casos de infección por SARS-CoV-2 en diciembre del 2019 en China, hasta su propagación en varios países, ha habido un sinnúmero de infectados como de lamentables decesos, en consecuencia, los países tomaron medidas para mitigar los contagios, pero a pesar de ello la incidencia de cifras de contagios siguen aumentando en diversos países del mundo, por consiguiente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al COVID-19 como pandemia (1). En el Perú se reportó el primer caso de COVID-19 el 05 de marzo del 2020, declarándose en emergencia sanitaria el 11 de marzo del mismo año, inmediatamente el gobierno peruano informó a la comunidad las medidas preventivas respectivas para reducir los contagios. Por tal situación, el país se ha visto envuelto en una ola de desempleos en todos los sectores económicos, como consecuencia miles de odontólogos dejaron de laborar en sus clínicas o consultorios privados; por qué, el trabajo en la cavidad oral conlleva un alto riesgo de contagio (2). Con la promulgación de la Directiva Sanitaria N° 100-MINSA/2020/DGIESP, autorizó el reinicio de las labores en los consultorios odontológicos, bajo cumplimiento del protocolo de bioseguridad establecido en dicha directiva. Así mismo, el Colegio Odontológico del Perú, publicó su protocolo oficial de bioseguridad para que el gremio odontológico lo realice eficientemente.

Publicado
2021-06-19
Sección
Carta al Editor